Corrección-de-textos

La corrección de una novela (o un cuento) comienza en casa. Es comprensible la ansiedad por ver publicado ese trabajo que nos ha consumido meses, incluso uno o más años, pero conozco muchos escritores arrepentidos de haber publicado la primera versión de su obra. Nunca lamentarás no haber publicado lo primero que hayas escrito. La creación de una obra literaria es un proceso vivo, cargado emociones que no favorecen la objetividad imprescindible en la etapa de revisión. Ello justifica la constante recomendación de dejar reposar los textos, es decir, enfriar las emociones. Así que lo primero es distanciarse de la obra y, luego, bajar los niveles de ansiedad. Una buena manera de conseguirlo es embarcarse en un nuevo proyecto mientras el del cajón madura.

En qué consiste una corrección literaria

La corrección literaria se realiza en tres niveles, de menor a mayor complejidad: Corrección ortotipográfica, corrección de estilo y corrección estructural o editing.

Corrección ortotipográfica

En la corrección ortotipográfica hay que subsanar todas las faltas ortográficas no intencionadas, las de acentuación, el uso apropiado de comillas, cursivas, abreviaturas, guiones y demás signos ortográficos, y también aquellos fallos de puntuación que, más allá de las normas, pudiesen alterar el sentido del enunciado. En general, de esta fase «podría» ocuparse el escritor, con la ayuda de diccionarios, manuales de ortografía y de estilo e, incluso, de lectores cero. Pero hay una verdad inapelable: El peor corrector de una obra literaria es el propio autor. El cerebro la conoce tan bien que para leerla con la atención requerida por el proceso de revisión, primero debería deshabituarse a ella.

Corrección de estilo

La corrección de estilo se ocupa de los planos sintácticos, semánticos, gramaticales y expresivos, que si bien no son tan rígidos en cuanto a normativa, podrían perjudicar el estilo del autor y comprometer la interpretación del lector. Algunos fallos habituales son:

  • Pleonasmos que, aun siendo recursos expresivos gramaticalmente correctos, son nefastos desde el punto de vista estilístico.
  • Redundancias.
  • Uso incorrecto del gerundio (muy habitual).
  • Cacofonías, rimas internas.
  • Fallos de concordancia en género y número.
  • Uso incorrecto e incoherencias en los tiempos verbales.
  • Figuras retóricas inapropiadas.
  • Muletillas y vicios de estilo.
  • Imprecisiones léxicas.
  • Repetición injustificada de palabras.
  • Expresiones y formas inconsistentes.
  • Estructura de las frases.
  • Ambigüedades (cuando no son intencionadas).

Esta fase es más complicada que la anterior, básicamente porque el lenguaje es flexible, lo cual convierte la gramática en una herramienta literaria. Algunas técnicas narrativas, como el fluir de la conciencia, se caracterizan por ciertas incongruencias en la organización gramatical. El corrector, entonces, debe valorar si un enunciado aparentemente imperfecto no es en realidad una decisión estilística o técnica del autor.

Puedes leer más sobre el estilo del autor en mi artículo Lo que no es estilo del autor (y la búsqueda de tu voz literaria).

Corrección estructural o editing

La tercera revisión es estructural —para mí la más importante—, más conocida como editing. Un texto limpio de errores ortográficos, gramaticales y normas de estilo será tu sello de calidad, la imagen profesional de tu obra, especialmente si planeas presentarla en un concurso, o enviarla a un agente literario o a una editorial. Al margen de ello, no poner en cursivas un extranjerismo —como indican las normas de estilo—, aunque quede «feo» no afectará la esencia de la obra ni hará que el lector abandone la lectura. Sin embargo, si la novela es aburrida o contiene contradicciones que ponen en juego la credibilidad de la historia, es altamente probable que el lector decida no invertir más tiempo de lectura en tu novela. No hay historias malas, sino mal contadas. El editing se ocupa de que todos los engranajes de la estructura funcionen como un mecanismo perfecto de coherencia y tensión narrativa. A continuación enumero algunos de los aspectos que contempla el editing:

  • Visibilidad: Qué momentos elige el autor para mostrar (escenas) y qué momentos para explicar (resúmenes).
  • Construcción, coherencia y evolución de los personajes.
  • Analizar la estructura temporal de la novela y la adecuación de los recursos utilizados en estructuras no lineales.
  • La ambientación: ¿Los detalles descriptivos son funcionales y contribuyen a que el lector «pasee mentalmente» por los escenarios?
  • Objetivación del tema.
  • Diálogos: Naturalidad, adecuación a las características de cada personaje, utilidad, fluidez, etc.
  • Ritmo: ¿Decae la tensión, transmite la sensación de que la historia no avanza?
  • Verosimilitud: ¿Los hechos narrados responden al principio de causalidad?
  • Curva dramática: Consistencia del conflicto (sin conflicto no hay historia), aprovechamiento de las claves dramáticas, etc.

Una historia, aunque impecable a nivel ortográfico y gramatical, perfecta en cuanto a normas de estilo, si tiene fallos en la organización y el desarrollo de los elementos de la estructura narrativa, será un bodrio. Sin lugar a dudas, un lector aceptará, incluso ignorará que no usemos adecuadamente las comillas o que aparezca un error en una conjugación verbal, pero no perdonará un personaje inconsistente o un desenlace poco creíble.

Como corrector literario, procuro que mi intervención en la obra sea invisible. El estilo del autor es intocable. Ese es, justamente, unos de los aspectos a observar en la labor de editing. Si la actitud del corrector o editor es invasiva, la obra acabará siendo un batiburrillo en el cual la mano de su creador aparecerá como un rasgo difuminado. El corrector literario debe ser capaz tanto de detectar las deficiencias como la de sugerir las soluciones adecuadas, pero la reescritura siempre debe hacerla el autor, lo cual garantizará la conservación de su estilo.

Tengo por norma enviar tres o cuatro páginas de muestra para que el autor verifique si se siente a gusto con mi forma de trabajo. Luego de llegar a un acuerdo, comienzo con el análisis estructural. No tiene sentido abordar la corrección ortotipográfica y de estilo sin saber si será necesario «sugerir» reescrituras o supresiones. Destaco el verbo sugerir porque, a excepción de la ortografía y los fallos gramaticales y sintácticos incuestionables, el resto son recomendaciones. La última palabra siempre es la del autor. En esta etapa, procuro que los canales de comunicación con el autor sean fluidos. Esta primera lectura de análisis estructural me permite, además, reconocer y meterme en la piel del estilo, algo muy valioso para el resto del trabajo.

Soy consciente de la incertidumbre que produce ser corregido, y por ello , cuando actúo como corrector literario, pongo en valor que la obra que tengo ante mí, con sus luces y sus sombras, es ante todo una expresión artística. Mi función, entonces, es ensalzar sus virtudes y proteger el estilo del autor.

Condiciones de pago

  • Presupuestos superiores a 250,00: 50% al comenzar el trabajo, 50% 7 (siete) días antes de la finalización.
  • Presupuestos inferiores a 250,00: 100% al comenzar el trabajo.

Medios de pago

  • Paypal
  • Transferencia bancaria.
  • Western Union

Nota:

Si crees que una corrección literaria de tu obra no está al alcance de tu situación económica, hablemos. Siempre podremos llegar a un acuerdo.

Solicita tu presupuesto

Para elaborar un presupuesto necesito que me informes la cantidad de caracteres de la obra INCLUIDOS los espacios. No cobro por páginas porque si usas diálogos o espacios en blanco como saltos temporales o cambios de capítulo, te estaría cobrando por lo que no has escrito. La tarifa por caracteres te garantiza que pagarás solo por cada vez que presionaste una tecla. Es lo justo.

Para obras cuya extensión sea inferior a 13.500 caracteres INCLUIDOS los espacios, la tarifa mínima es de 30,00 €.

Rellena el formulario para solicitar un presupuesto.

Nombre y apellidos
(requerido)

Correo electrónico
(requerido)

Título de la obra
(requerido)


Extensión de la obra: Indica la cantidad de caracteres INCLUIDOS los espacios
(requerido)


Para ajustar al máximo tu presupuesto, puedes adjuntar una muestra de 2-3 páginas (máx. 100 kb). Solo se admiten archivos Word u Open Oficce.

Comentario

[Si no recibes nuestra respuesta en el plazo de 48 hs, por favor revisa tu carpeta de spam/correo no deseado]

Demuestra que no eres una máquina
captcha